Etiquetas

,

[Santa Olga era un pueblo del municipio de Constitución, en Chile, que vivía de la explotación forestal. El miércoles a la madrugada, esa localidad quedó reducida a cenizas tras el voraz incendio que afecta a la zona.

Los vecinos lograron escapar a tiempo, pero perdieron casas, muebles y recuerdos. El esfuerzo de toda una vida de trabajo se esfumó en uno de los voraces incendios que desde hace dos semanas arrasa centenares de miles de hectáreas.]

minutouno.com/

chile