Los misterios de la autoflagelación.