Etiquetas

, ,

Creo necesario aclarar que elegí el nombre del blog por impulso del momento.
Tiempo después recordé que es un sustantivo muy usado por la subcultura LGTB, por la que no siento ninguna afinidad.
Considero al género y a la tendencia sexual factores irrelevantes al momento de definir el ser de una persona. Pretenderlos características aglutinantes puede derivar en absurdos como que yo me solidarice con los neonazis porque son varones, o que las feministas crean que tienen algo en común con Simone de Beauvoir porque son mujeres.