Etiquetas

, , , , , , , ,

“Sí, muchos apoyan al FN, en mi opinión porque están hartos de los dos grandes partidos que en los últimos 20 años han destrozado la Francia rural.”

Marine con vaca.

*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*

[Se llamaba Céline Clément, tenía 47 años, estaba casada, con dos hijos. Junto con su marido, gestionaba una granja láctea en Plomieux, una localidad de la Bretaña francesa. El pasado 23 de febrero, un jueves, después de terminar su agotadora e interminable jornada laboral, se suicidó.

En 2016 se quitaron la vida 732 agricultores galos. El suicidio ya es la tercera causa de muerte entre quienes trabajan la tierra en Francia.

Hasta el año 2000 Francia era la principal potencia agrícola europea, la segunda del mundo después de Estados Unidos. Pero eso ya es historia. Según MSA -Seguridad social agrícola-, el 30% de los agricultores franceses (lo que equivale a unas 140.000 personas) ganó durante 2015 únicamente 354 euros al mes.

“No, no me extraña que haya quienes se suiciden. Este es un trabajo durísimo en el que se trabaja sin descanso para apenas sobrevivir. Nos están asfixiando”, nos cuenta rodeada de 300 inquietos pollos Bettina Bogard desde su granja avícola.

“Ser agricultor o ganadero en Francia exige una burocracia enorme. Y los impuestos que pagamos son bestiales.”

Típicos granjeros holandeses.

“En el norte de Europa, en Alemania, en Holanda, existen grandes factorías mecanizadas para la producción de carne y de leche donde todo está robotizado, donde a las vacas se las ordeña mientras comen y al mismo tiempo se les administran inyecciones.

“Seguridad, reducción de impuestos y prioridad de lo francés.”

Marine le Pen

Seguir leyendo: elmundo.es/