Etiquetas

, ,

El toro embolado es un festejo tradicional de España.
La zona de mayor actividad y tradición popular comprende las provincias de Castellón y Valencia en la Comunidad Valenciana, la provincia de Tarragona en Cataluña y algunos pueblos limítrofes con las anteriores de la provincia de Teruel.
En 2010, el Parlamento de Cataluña aprobó una moción de reconocimiento y protección a estos festejos.6


Firmemos para que se prohiban las fiestas de sufrimiento del toro embolado.

Embolar a un toro o a una vaca significa instalarse unos artilugios de hierro apretados con tornillos a los extremos de sus cuernos, que contienen unas bolas con una materia inflamable que arde como una antorcha durante largo tiempo.

Colocar una cuerda alrededor del cuello del animal, el cual se encuentra encajonado, sin comida, agua ni ventilación esperando a que la puerta de su ataúd se abra.

Acto seguido, tras abrir dicha puerta, tiran todos de la cuerda con fuerza y el animal, al salir, queda empotrado de cabeza contra un grueso tronco de madera plantado en el suelo, que a través de un agujero en su parte posterior, deja que la cuerda le atraviese y se deslice para que su pesado cuerpo quede bien inmovilizado al tirar de ella.

Es en ese punto cuando la gran mayoría satisface su ilusión de tirar de la cuerda por delante, o bien, tirar del cuerpo del animal por detrás, ya que mientras su cráneo está incrustado contra el tronco y la cuerda ejerce la máxima tracción hacia delante gracias a los infinitos voluntarios que tiran de ella, el rabo, el lomo, y en definitiva, el animal entero indefenso queda a disposición de quien quiera tirar de él por atrás.

Una vez prendido el fuego a las bolas, se suelta al animal para que corra dentro de un recinto de calles cortadas al efecto.

Firmemos para que se prohiban las fiestas de sufrimiento del toro embolado.