Etiquetas

[Me subí a la furgoneta con suficientes setas como para parar un tren y conduje por la costa sin rumbo ni destino. Pasadas unas semanas, estaba escribiendo una novela y fue entonces cuando finalmente encontré mi voz narrativa… Tuvo que pasar un tiempo hasta que esa voz se empezó a manifestar musicalmente, pero en cuanto me instalé en el nido de ratas de Laurel Canyon (Los Ángeles), donde vivo ahora, me pasé meses creando todas esas canciones raras de cojones sobre experiencias también raras de cojones que estaba viviendo y tuve uno de esos momentos de iluminación musical en el que te encuentras a ti mismo, exactamente lo que sentí cuando estaba escribiendo el libro.] Wikipedia

Otro día en la oficina.


Father John Misty – I’m Writing a Novel