Etiquetas

, , , , , , , , ,

[Una nueva investigación ha desvelado que el receptor de la dopamina D4 es común en los criminales que acaban con la vida de sus víctimas.

[El sistema dopaminérgico está implicado en el control motor, la función endocrina, el sistema de recompensa y la cognición.]*

La investigación fue realizada en 150 criminales rusos, 85 de los cuales fueron condenados por asesinato y 65 por lesiones graves.

Tras los análisis genéticos, se estableció que todos ellos tenían la misma modificación de este gen.

Una nueva investigación realizada por un grupo de neurobiólogos de la Universidad rusa de Novosibirsk (en colaboración con la Academia de las Ciencias de Rusia) ha determinado que aquellas personas que acaban con otras a sangre fría tienen algo en común: una modificación en un gen que les convierte en criminales en potencia. Así lo afirma, al menos, el estudio que ha publicado la revista científica «Journal of Criminal Justice».

La variante de un gen de receptor de dopamina conocido como D4 (uno de los cinco de los que dispone el ser humano y que se destaca por ser determinante en el sistema motor) es el responsable de que una persona (tenga) inclinaciones violentas.]

abc.es/


¿Puede haber otros factores que predispongan al asesinato?

[El primer estudio con escaneo cerebral de asesinos fue realizado en California por el neurocientífico británico Adrian Raine.

En el transcurso de muchos años el científico y su equipo escanearon los cerebros de numerosos asesinos y casi todos mostraban cambios similares.

Había actividad reducida en el córtex prefrontal, el área del cerebro que controla los impulsos emocionales, y una sobreactivación de la amígdala cerebral, la zona que genera las emociones.]

BBC

************************

En 1993 (investigaron) una familia en Holanda en la que todos los hombres tenían un historial de violencia: 15 años de minuciosa investigación revelaron que a todos ellos les faltaba el mismo gen.

Así se descubrió que si alguien carece del gen MAO-A o tiene una variante de baja actividad, está predispuesto a la violencia.

A esta variante se la conoce como el gen del guerrero.]

BBC


Lee también: El científico que lleva un asesino dentro

Fallon se sometió a varias pruebas genéticas, y advirtió la presencia de todos los alelos -o formas alternativas que puede tener un gen- coincidentes con un alto riesgo para la agresión, la violencia y la baja empatía, del tipo a las variaciones del gen MAO-A, que ha sido vinculado al comportamiento agresivo.

“Personas con una genética mucho menos peligrosa que la mía se convirtieron en homicidas y son psicópatas”, dice Fallon.

“Si tienes el gen de alto riesgo pero no fuiste maltratado, entonces no hay realmente mucho riesgo. Así que el gen solo por sí mismo no afecta dramáticamente el comportamiento, pero en ciertas condiciones de entorno hay una gran diferencia”.

BBC