Etiquetas

“A mi natural indignación por la injusticia social se
añadió, desde entonces, la indignación que habían levantado en
mi corazón, las soluciones que proponían y la deslealtad de los
presuntos “conductores del pueblo” que acababa de conocer.”

La razón de mi vida.


[El 26 de julio de 1952 María Eva Duarte de Perón pasó a la inmortalidad como consecuencia de un cáncer que hoy por hoy es totalmente curable. Desde principios de 1950, comenzaron las señales y los médicos fueron moneda común en su vida.] Seguir leyendo: Diario Popular


Evita – El fanatismo y la farsa _ José Pablo Feinmann

Evita  no escribió ‘La razón de mi vida’, un mamarracho edulcorado indigno de ella, escrito por un señor español que Perón hizo traer. Eva Perón escribe su verdadero texto al pié de la muerte: ‘Mi mensaje’“.


Último discurso: