Etiquetas

, , , , ,

A pesar de la competencia desleal de los salvajes peruanos con sus hechizos, nuestros bravos lograron proteger la virginidad del arco patrio.

“La pelota no quiso entrar”.

rionegro.com.ar/