Etiquetas

“Tal vez la culpa fue mía por dejarte siempre para mañana, sin pararme siquiera a pensar que quizás mañana ya fuera tarde. O tal vez fuiste tú quien erraste al reservarme para el momento idóneo, como se reserva el traje de los domingos para una ocasión especial. Porque no hay que dejar nunca nada para mañana, porque el momento idóneo es ahora; porque el reloj no corre hacia atrás y yo aún te quiero”.

(Fragmento) by mabm