Etiquetas

enriquecedora historia para niños cristianos

[Ante el decreto del emperador Licino (320), en el que se ordenaba la muerte de los cristianos que no renegaban de su fe, los valientes soldados dijeron (…) que ellos no ofrecerían incienso a los ídolos y que se mantendrían fieles a Jesús.

El gobernador los mandó torturar y encerrar en un calabozo oscuro.
Posteriormente fueron llevados a un lago con agua helada.
Muy cerca del lago había un estanque con agua tibia para el que quisiera desanimarse. (Uno de ellos desertó) y se metió al agua caliente, pero eso le produjo inmediatamente la muerte.
40 ángeles bajaron del cielo, cada uno con una corona, pero un ángel se quedaba sin encontrar a quién darle el premio.
Un guardia (…) gritó: “Yo también creo en Cristo”. Terminó también en el lago, el ángel se le acercó y le dio la corona del martirio.
Al amanecer, los mártires fueron sacados vivos del lago, les rompieron las piernas y los dejaron morir.
El comandante del ejército mandó que los cuerpos fueran quemados, pero de alguna manera el más joven sobrevivió y murió en brazos de su madre.
Impresiona la fuerza espiritual de la mamá que alentaba a su hijo en el martirio. Los soldados anticristianos invitaban al más joven de los mártires a que se desanime, pero su mamá lo animaba a permanecer fiel.]

aciprensa.com/