Etiquetas

, , , ,


“Los médicos no coinciden en cómo poner el bótox”.*

[(Su) efecto dura aproximadamente entre tres y seis meses. Como mucho dura 6 meses.

Mucho antes de que se convirtiera en uno de los negocios de moda, la llamada toxina botulínica (Botox®) producida por la bacteria clostridium botulinum- estuvo relacionada con un misterioso envenenamiento que asoló el sur de Alemania en el siglo XVIII.
El estado de Wuttermberg fue el epicentro de una intoxicación alimentaria. En todos los casos, el origen del envenenamiento fue el consumo de la misma carne.
Después de relacionar el consumo de carne en mal estado con la parálisis que habían sufrido los afectados, (…) Kerner logró además enumerar otros síntomas como la debilidad muscular, los fallos respiratorios o los espasmos gastrointestinales. (Y) fue capaz de aislar la toxina.
Aquellos primeros ensayos sobre los envenenamientos con carne putrefacta, realizados entre 1817 y 1822, fueron solo el principio de una investigación mucho más larga. (…) Lo que era un antiguo problema pronto se transformó en una oportunidad. Podría ser aprovechada como posible tratamiento de ciertas enfermedades neurológicas y musculares. (..) Pero donde la Medicina iba a encontrar realmente una verdadera mina de oro era en la aplicación del Botox® como tratamiento contra las arrugas.)

“Es una toxina, una proteína, no un veneno. No debe asustar a los pacientes”, Alberto Morano, vicepresidente segundo de la Sociedad Española de Medicina Estética (SEME). “Pero hay que tener un conocimiento exhaustivo de la cara o del cuerpo donde se vaya a aplicar. “Si se pone mal, el resultado es desastroso”.

Toxinas: “Son sustancias creadas por plantas y animales que son venenosas o tóxicas para los seres humanos”medlineplus.gov/ (Neurotoxina de naturaleza proteica)*.

“Necesitamos mantener la cadena de frío” para que funcione correctamente”.

A día de hoy muchos de los dermatólogos, los médicos estéticos y los plásticos lo ponen en todo el rostro. Si solamente lo inyectas en el tercio superior de la cara queda muy raro, entonces habitualmente también se infiltra en la zona perioral (alrededor de la boca), nasal, el mentón o el cuello. A pesar de que en la ficha técnica de la Agencia Española de Medicamentos no está autorizado“.
(La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios) dice que la ficha “no es una normativa, sino recomendaciones médicas (…). Si luego lo hacen de otra manera distinta y la persona es afectada de cualquier cosa que no sea positiva, es quien tiene que hacer la denuncia”. Estamos hablando de clínicas que no pertenecen al Sistema Nacional de Salud y la normativa de estos centros privados se regula en cada Comunidad Autónoma”.
La moda de eliminar las arrugas producidas por el envejecimiento también ha hecho florecer prácticas engañosas realizadas por personas no cualificadas y en centros no autorizados. “Los centros de belleza, gimnasios o peluquerías no cuentan con este tipo de permisos”. “¿Qué garantías tiene una persona que nos ofrece un tratamiento? ¿En qué condiciones lo hace?”Las prácticas engañosas proliferan sin ningún tipo de control.

hipertextual.com/

Si una potencia del primer mundo como España, con un presidente carismático, tiene un sistema de salud con controles estilo africano, imagina las cosas horribles que pueden pasarte si buscas estética barata en un país como el tuyo.
Es comprensible tu necesidad, ya no puedes mirarte al espejo sin romper en llanto. Pero peor es la muerte; usa velo, es vintage.


Catálogo de recomendaciones sobre el uso de la toxina botulínica en estética facial