Etiquetas

,

La mujer aseguró ante el tribunal que “el objeto que le tocó la espalda medía entre 10 y 12 centímetros”.

Wellington, New Zealand (AFP) | 22 May 2018

Frente a esta declaración testimonial de la víctima, el juez Peter Hobbs ordenó que un médico le mida el pene al acusado, de 72 años, con una regla de madera en la celda de la corte. El magistrado prohibió que se haga público el resultado del examen.

“No podía avanzar. Podía sentir el estómago y la hebilla de un cinturón y partes de la anatomía de un hombre empujándome la espalda y las nalgas”. “Llevó unos cuatro o cinco segundos, no fue solo pasar sino que ejerció fuerza sobre mí y el alcalde pudo verme alterada”. (Así describió la empleada del Consejo el accionar del monstruo mientras ella estaba hablando con el alcalde.)

“El hecho habría sido físicamente imposible porque mi estómago sobresale más que mis genitales. Fue mi biletera la que la tocó cuando ella pasó al lado mío” (aseguró el consejal).

derechoenzapatillas.org/
accuseds-penis-measured-in-new-zealand-indecency-trial