Etiquetas

, , , , , , , , , ,

Comunión para protestantes en Alemania sería un golpe a la verdad de la Eucaristía

En febrero de este año, la Conferencia Episcopal Alemana, bajo la dirección del Cardenal Reinhard Marx, anunció que prepara un documento con pautas para permitir que protestantes casados con católicos puedan recibir la Comunión bajo ciertas condiciones.

aciprensa.com/

Protestantismo: Corriente religiosa cristiana que tuvo su origen en las ideas del alemán Martín Lutero en el siglo XVI; se caracteriza por creer que la salvación no depende de las obras sino de la fe y por considerar la Biblia como la única fuente de todas sus enseñanzas (no aceptan interpretaciones decretadas por jerarcas); defiende la igualdad esencial de todos los miembros de la Iglesia y sólo tiene 2 sacramentos, el bautismo y la eucaristía.*

Para Lutero, la misa -es decir, la eucaristía entendida como sacrificio- constituye una idolatría, una abominación, porque supone una reincidencia en la estructura sacrificial pagana anterior al cristianismo. exodo.org/


[Mons. Chaput indicó que la propuesta de los obispos alemanes se realiza precisamente 500 años después del rechazo de Martín Lutero a la teología sacramental católica.
“La comunión presupone fe y credo común, incluyendo la fe sobrenatural en la presencia real de Jesucristo en la Eucaristía, junto con los 7 sacramentos reconocidos por la tradición perenne de la Iglesia Católica”.
Mons. Chaput también advirtió que la propuesta de los obispos alemanes “corta el enlace vital entre comunión y confesión sacramental”, pues no implicaría que los cónyuges “deben ir a la confesión por pecados graves” antes de recibir la Eucaristía.] aciprensa.com/


Sacramentos

Dios ha establecido ceremonias externas visibles como medios por los que ciertas gracias han de ser otorgadas a los hombres, entonces a fin de obtener esas gracias será necesario que los hombres hagan uso de esos medios divinamente determinados.
El Concilio de Trento (Ses. VII, can.4) declaró herejes a aquellos que afirman que los sacramentos son superfluos e innecesariosec.aciprensa.com/

Sagrada Eucaristía

Es la unión con Cristo por amor, esta unión como tal no consiste en la recepción sacramental de la Hostia, sino en la unión mística y espiritual con Jesús por la virtud teologal del amorec.aciprensa.com/
Eleva al catolicismo, el más fiel guardián y conservador de nuestra herencia cristiana, muy por encima de todas las religiones paganas y no cristianas. ec.aciprensa.com/

Consagración

(En la Misa) Después del ofertorio , empieza la plegaria eucarística. Comienza con el prefacio que converge en el canto del Santo. El momento central de la plegaria es la Consagración.
En ella se transforman el pan y el vino, que hemos ofrecido, en cuerpo y en sangre de Cristo
La Misa, memorial de la muerte de Cristo, nos permite estar en el Calvario. Es la cruz, el sacrificio cruento de Cristo que se vive de manera incruenta en la Eucaristía.
Cuando el sacerdote eleva la hostia, es como si elevara el mismo cuerpo de Cristo crucificado. Nosotros lo vemos desde abajo y desearíamos unirnos a Él. Mientras el presbítero eleva la Eucaristía, te puede ayudar abrir tus manos como gesto de ofrenda y dejar que tu corazón vuele hasta unirse a la hostia que se encuentra en las manos del sacerdote. Mira con alegría tu corazón unido al Sagrado Corazón de Jesús, hecho hostia por nosotroses.catholic.net/

Comunión


Se entiende por Comunión la recepción propiamente dicha del Sacramento de la Eucaristía
.
Los fieles reciben la Comunión bajo una especie (Hostia), siendo usado el pan fermentado en las Iglesias Orientales, y sin fermentar en Occidente.
La persona debe estar en ayunas desde dos horas antes.  Además del ayuno se recomienda con vistas a una mayor dignidad, observar la continencia corporal (Incluso las gratificaciones lícitas del matrimonio.*) y modestia exterior en la vestimenta y aparienciaec.aciprensa.com/


¿Qué aspecto tendría un cisma católico alemán? | 20/10/15

Un cardenal holandés comparó al Papa “con el Anticristo”
Es por dejar abierta la posibilidad de que parejas protestantes de fieles católicos puedan comulgar.