Etiquetas

, , , ,

Si París merece un minuto de silencio, Siria debería dejar a la humanidad muda para siempre (¿Humanidad? ¿Qué es eso? ¿Se come?).

SALITRE.

El otro día leí una frase irónica, pero muy cierta: “Así que vamos a bombardear Siria para enseñar a Siria a que deje de bombardear Siria”. Pues sí, así es. El gobierno de Al-Asad contra Estados Unidos y sus aliados. Una lucha de gigantes. Un juego de poder. Un despropósito.

Porque… ¿cuál es el propósito de todo esto? ¿Demostrar quién los tiene mejor puestos (los misiles)? ¿Qué ganan con toda esta violencia? ¿Qué hemos aprendido de Irak, por poner un ejemplo? ¿Qué justifica esta violación del derecho a no-intervención?

No sé, lo único que tengo claro es que seguirá siendo un desastre. Porque en una guerra subsidiaria, son precisamente las potencias guerreras las que se ven menos afectadas. Todo el daño se lo acaban llevando los civiles, personas normales y corrientes con una vida normal y corriente que cambia de la noche a la mañana. Esas mismas personas que pasarán…

Ver la entrada original 390 palabras más