Etiquetas

, , , , , , ,

“El dinero no da la felicidad pero son muchos los que anhelan disponer de los recursos suficientes como para corroborar ese axioma por propia experiencia”es.aleteia.org/


[(Existe) una peligrosa idea que cada vez aceptamos con mayor facilidad, la de que los ricos generan empleos y su riqueza permea en toda la sociedad.
La realidad es otra.

El argumento es sencillo pero demoledor:

Si fuera cierto, la actual y gigantesca riqueza de los de arriba, aumentaría proporcionalmente el ingreso de los de abajo. Claramente, hoy en día esto no es así.
El mundo en que vivimos está naturalizando la injusticia y la desigualdad como algo normal dentro del paisaje social.
Un problema que parece datar desde que el hombre vive en comunidades de gran tamaño: ricos demasiado ricos, pobres demasiado pobres.] Preguntas Incómodas


[(Esa) visión teórica (pretende) justificar la creciente desigualdad como mal menor de un avance del que todos los estratos sociales se benefician.
Si (fuera) acertada, entonces la primera preocupación debe ser alentar a los vagones de cabeza para que todo el tren avance aunque sean éstos los que se beneficien en mayor grado. Así, como la economía da lugar a un desbordamiento todos ganan. Esta economía del desbordamiento se basa por lo tanto en que si los ricos ganan, de las migajas que caerán de sus mesas se beneficiarán los pobres.

Pues esto hasta podría ser bueno si fuera cierto. Pero la realidad dista bastante.
Los avances en ingeniería mecánica permitirían unos vehículos más eficientes y limpios que los actuales. Estos avances suscitarían un incremento en productividad tal que el simbólico tren económico avanzaría en beneficio de todos.
(Pero) el ritmo de innovación, y por lo tanto de mejorar la productividad, es inferior a la (disposición) de nutrir los vagones de cabeza, es altamente probable que sean los de cola los que vean mermada su retribución e incluso sean sacrificados como combustible para la locomotora al grito de ¡Más madera!.]

Seguir leyendo: es.aleteia.org/
(Red católica mundial) 2015/10/29/


“Sólo por dar un ejemplo: en los Estados Unidos, el 95 por ciento de las ganancias de ingresos desde 2009 fue al 1 por ciento (de los estadounidenses). Ésta no es una receta para la estabilidad y la sostenibilidad”. (FMI)
Christine Lagarde, directora general del Fondo Monetario Internacional, ene 2014


Chrystia Freeland: El surgimiento de los nuevos súper ricos globales| Sutitulado