Etiquetas

, , , , , ,

[Este 1 de julio (entró) en vigor la nueva ley sueca que establece que cualquier acto sexual sin un consentimiento explícito será considerado violación.
(El cambio legal se produce después de que el movimiento #MeToo denunciara el acoso sexual.*)

Suecia se suma así (al) convenio de Estambul.

(La violación anteriormente se había definido como un acto sexual llevado a cabo con el uso de la violencia.
La legislación estipula ahora que una persona comete una violación si ha sido parte de un acto sexual en el que la otra persona no ha participado “libremente”
.

“No hay ningún requisito para decir formalmente ‘sí’. Simplemente participar físicamente es una señal de consentimiento” -jueza Anna Hannell, que ayudó a crear la ley-.
En caso de denuncia de violación los tribunales deberán prestar especial atención a si el consentimiento fue expresado con palabras, gestos o de otra manera, y los jueces tendrán que pronunciarse sobre el tema, de acuerdo con la ley aprobada en mayo.

(El ejemplo de la imagen es un área gris, pues la dama está distraída.)

La asociación de abogados suecos y el consejo de leyes nacionales –sostienen– que obligará a los jueces a tomar decisiones arbitrarias sobre si hubo o no consentimiento.)*

También se introduce la figura penal de la “violación negligente”, entendiendo que se penará a quienes deberían de saber que su actuación no es consentida -por ejemplo, a una o un menor que pueda parecer mayor, a alguien que está bajo los efectos del alcohol…-.

(Declaran a la mujer que ha bebido incapaz de decidir si quiere sexo.
Nos dejan a los varones a merced de las sociópatas o arrepentidas que dicen “violación” cuando se les pasó la borrachera.)

En cuanto a las hipotéticas dificultades para poder demostrar si ha habido violación, (la profesora de Filosofía del De­recho) Encarna Bodelón recuerda que hay muchos delitos que están basados en el testimonio de una persona –por ejemplo, los robos–. (“Prueba” también usada en la Inquisición y el Fascismo).]

lavanguardia.com/

En Argentina, dos chicas acusaron a un hombre de violarlas. Los vecinos le quemaron la casa, estuvo un año en prisión y, recién entonces, las chicas confesaron que habían mentido.
Habría que contarle a Encarna que la gente miente por muchas razones, algun@s sin importarle si con su mentira manda a alguien a la cárcel.


La polémica app para ‘certificar’ el consentimiento sexual

LegalFling, una app holandesa que quiere proveer, con tecnología blockchain, un documento para que las partes firmen estar de acuerdo con las relaciones sexuales que van a tener.


Curso de comunicación no verbal y lenguaje corporal