Etiquetas

, , ,

Adamo cantando “Era una linda flor” desde un rayado vinilo en los salones de la Municipalidad, en esos alocados días de baile mejilla a mejilla y los Green Lions de los 70’s, jugando a ser artistas. Pax requiéscat. Dadme un poco de paz o dadme un mucho de horror y guerra, no me dejéis con la mano abierta… o empuñada, más, ídos.

Compila Pilatos

SoloNubes

           Sonidos efímeros, etéreos y omnipresentes como relámpagos en lontananza. Cadencias de sombras entre sombras que agigantan el fragor de hojarasca en mis pensamientos: desarraigados del contenido latiendo con prisa endiablada por proyectarse en alguna acción, descabellada o no. Luces, luces y sombras. Sonido, sonidos y silencio, silencio y nada más que el incontenible transitar de líquido por venas y bulbo cefalorraquídeo. Placer en la contemplación interior sin más compromiso que ser el sostén de la vigilia incontenible que pulula por los techos y avenidas -relucientes de lluvia y luna- solitarias, de mi pueblo natal, y la calle que nunca más transitaré.

            Volutas de recuerdo viborean en rededor, tratando de asentarse y materializar el contenido ignorado que les trajo hasta este día y hora.

Muni Con mi amigo Francisco. © Compilapilatos 2018.-

Adamo cantando “Era una linda flor” desde un rayado…

Ver la entrada original 292 palabras más