Etiquetas

,

Nos olvidamos de tomar conciencia de la delgada línea sobre la cual nos equilibramos, indolentes funambulistas de circo pobre y patético y repetido hasta el hartazgo.

Compila Pilatos

Autor: Shney

        Atreverse a mirar con determinado desenfado lo que se supone viene — bueno, malo o peor— adobado en mieles, monóxidos urbanos  y meticulosamente envuelto en celofán de chinos bajo la nomenclatura de “porvenir”, “futuro” u otro tèrmino del mismo jaez, como si ya no estuviésemos viviendo el futuro, segundo a segundo, gota a gota; como si ya no lo estuviésemos — observado desde otra perspectiva, fruncido el ceño— muriendo a tranco de oficinista abordando el Metro. Hacerle un berrinche apoteósico, con corte de manga incluído al más ortodoxo y secular estilo napolitano, representando y resumiendo la negativa naciente desde lo más profundo del sistema de órganos, glándulas y tejidos que conforman ese todo llamado “uno” o ” fulano de tal”: me niego a participar en el casting para ese reality/degollina —embadurnado de eufemismos— para signar ese espacio de tiempo aún de incierta cercanía o…

Ver la entrada original 261 palabras más