Etiquetas

, , , ,

[La “víctima” era un aficionado a la caza.

Según resume Live Science, el hombre fue ingresado en un hospital neoyorquino en 2015 con síntomas como disminución de las capacidades cognitivas, pérdida de contacto con la realidad y pérdida de la capacidad de caminar por su cuenta. Los exámenes médicos apuntaron a que el paciente padecía una variante de la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob, una afección cerebral mortal causada por la proteína infecciosa prion.

Esta enfermedad mortal es muy rara ―afecta a una persona en un millón cada año― y en muchos casos está vinculada al consumo de carne de res contaminada. Sin embargo, la familia del hombre señaló que era aficionado a la caza y había consumido cerebros de ardilla.]

actualidad.rt.com/