Etiquetas

, , , , , , , , , ,

Una violenta campaña judía y pro-judía ha logrado de Roma la «suspensión» del proceso de beatificación de Isabel la Católica, la reina más santa que cualquier siglo ha tenido.

Suspensión anunciada por el cardenal Felici, Prefecto de la Congregación romana para la causa de los santos, el día 28 de marzo de 1991 y, que inmediatamente, ha motivado las felicitaciones (dirigidas el mismo día o el siguiente) de la célebre organización mundial del lobby judío, la Anti-Diffamation League of B’nai Brith[10].

¿Es qué no hay un fervor hacia la Reina Católica? Cierto es, que no existe actualmente en nuestra protagonista un halo de popularidad que la rodee, como ocurría, por ejemplo, con San  Juan Pablo II, antes de ser beatificado o canonizado. Absurdo sería afirmar tal cosa.
Sin embargo hay algo que se debe recordar: “No se ama lo que no se conoce”. ¿Cómo es posible pretender que la Reina Isabel la Católica goce de una ferviente devoción popular cuando durante cinco siglos su nombre ha sido manchado por mentirosas leyendas ideológicas?

En el 2002, El Mundo trae noticias: “Isabel de Castilla podría ascender a los altares. Venerada dentro y fuera de nuestro país, la Conferencia Episcopal ha reactivado su proceso de beatificación. Se le atribuyen dos milagros, pero haber expulsado a moros y judíos y (el haber creado el Tribunal del Santo Oficio de la Inquisición*) son episodios que podrían aguar su causa”[32].

infocatolica.com/

17 de octubre de 2018. La evangelización de América impulsada por la reina Isabel la Católica (…) supuso el hecho de “conocerse mutuamente” entre los habitantes de ambas orillas del Atlántico y de experimentar “la realidad de otras personas, otras culturas y lenguas”.
Posibilitó antes, durante y después del descubrimiento “un encuentro, un mestizaje” a través de una evangelización en la que se destacó “la dignidad del hombre y la apertura hacia la búsqueda de la justicia y el bien común”.
La “caridad política” es uno de los rasgos distintivos de Isabel I de Castilla  durante su vida alcanzó “un alto grado de perfección”
.
Mons. Luis Javier Argüello dijo esto en el marco del simposio “Isabel la Católica y la Evangelización de América”, organizado por el Arzobispado de Valladolid y que pretende impulsar la causa de canonización de la reina.

aciprensa.com/