Etiquetas

, , , , , , ,

Braun nunca se acostó con Hitler debido a una rara condición ginecológica que lo habría hecho insoportablemente doloroso. Es probable que sufriera del síndrome de Mayer-Rokitansky-Küster-Hauser (MRKH), según el profesor Lundmark.

Esta enfermedad muy rara ocurre cuando una bebé nonata no logra desarrollar completamente su sistema reproductivo, dejándola con poco o ningún útero y un canal vaginal que puede ser corto, estrecho o totalmente ausente.
Mujeres adultas con esta condición afirman que el sexo es una experiencia agonizante, y muchas buscan una intervención quirúrgica.

Durante un viaje a Roma, Eva confesó a su traductor, el diplomático nazi Eugen Dollmann, que no tenía intimidad física con Hitler. Según las memorias de Dollmann, ella dijo:
“Misión, misión, misión es todo lo que sabe… la idea misma del contacto físico significaría la contaminación de su misión”.
Incluso el propio Hitler, en su última voluntad y testamento, sugiere una relación platónica cuando da las gracias a Braun por “muchos años de amistad fiel”. La única mención que hace del amor es del amor a su pueblo.]

mundo.sputniknews.com/