Etiquetas

, , , , , , , , , , , , ,

“No hay guerra sobria. Que en la guerra siempre se han usado drogas es sabido, Lo que no lo es tanto es la escala”.

El estudioso (Profesor de la Facultad de Estudios Políticos e Internacionales de la Universidad Jaguelónica de Polonia Lukasz Kamienski) considera que “la práctica de colocarse es entre los que combaten tan vieja como la propia guerra”, analiza el “subidón” bélico bajo varios aspectos: las drogas recetadas por las propias autoridades militares y distribuidas por ellas a los soldados (evidenciando una hipócrita doble moral), las autorrecetadas por los combatientes, y las utilizadas como herramientas de guerra.

Lukasz Kamienski pasa revista en un libro pionero al uso de las drogas en combate a lo largo de la historia, desde los hoplitas griegos hasta las fuerzas especiales de EE. UU. Las drogas en la guerra| Estudio global.

elpais.com/


Durante la Guerra de Vietnam el Gobierno de EE.UU. abastecía a sus militares con anfetaminas, esteroides, analgésicos y otras drogas para fortalecerlos y reducir el impacto negativo del combate.

El alto nivel del consumo de sustancias psicoactivas entre los militares durante la Guerra de Vietnam no tenía precedentes en la historia de Estados Unidos, sostiene Lukasz Kamienski, autor de la publicación en la revista ‘The Atlantic’, quien califica el conflicto asiático como “la primera guerra farmacológica”, recordando las palabras de David Grossman, de que Vietnam fue “la primera guerra donde las fuerzas de la farmacología moderna estaban dirigidas a fortalecer al soldado”.

Según el informe de 1971 del Comité Selecto sobre Delincuencia, desde 1966 hasta 1969 las fuerzas armadas consumieron 225 millones de tabletas de estimulantes, en mayor medida, Dexedrina, un derivado de la anfetamina cuyo efecto es dos veces más fuerte que el de la Benzendrina utilizado durante la Segunda Guerra Mundial. “Teníamos las mejores anfetaminas a nuestra disposición y fueron suministradas por el Gobierno estadounidense”, afirmó Elton Manzione, miembro de una patrulla de reconocimiento de largo alcance, conocida como Lurp.

RT

En el 2008, el 11 por ciento del personal militar informó haber usado indebidamente los medicamentos de prescripción. Los opioides analgésicos son el medicamento de prescripción de más uso indebido por los miembros de las fuerzas armadas.
En el 2004 la tasa de suicidios en el Ejército de los Estados Unidos comenzó a subir, superando la tasa civil en el 2008. El consumo de drogas y otras sustancias está implicado en muchos de estos suicidios. drugabuse.gov/

2004.- Según datos de la Agencia Militar de Provisionamientos Médicos del Reino Unido, para “mantener la capacidad de los militares ingleses” el Ministerio de Defensa de este país ha comprado más de 24.000 tabletas de Provigil desde 1998. Según este informe, un pico de los encargos del fármaco se produjo en 2001, fecha en que los aliados entraron en Afganistán; el otro se realizó en 2002, un año antes de que las tropas invadieran Irak.
Estudios realizados con pilotos norteamericanos mostraron que éstos permanecían en alerta después de 40 horas sin dormir tras haber tomado Provigil. También se han llevado a cabo otras pruebas para observar cómo trabajan las tropas después de llevar 85 horas despiertas después de ingerir este medicamento. sitiosargentina.com.ar/