Etiquetas

, ,

Ingenioso opositor logra que presidente argentino en Suiza frene el auto, baje la ventanilla y escuche su inesperado saludo.

Los tres vídeos demuestran que si eres estúpido no debes improvisar. En el caso de ser presidente, no debes bajar la ventanilla sólo porque te saludan; es arriesgado.