Etiquetas

, , , ,

El 5 de julio se celebra el Día Mundial del Bikini, algo que nosotras no podemos más que celebrar

Este año se cumplen 73 años desde que el francés Louis Réard inventó la prenda más veraniega que existe. elle.com/

El 5 de julio de 1946. Louis Réard presentó el bikini. Un conjunto de baño de dos piezas en el que en esta ocasión sí dejaba al descubierto el abdomen al completo, mostrando el ombligo de la mujeres.
Su nombre proviene del atolón de Bikini (donde en) 1946 los norteamericanos comenzaron a hacer pruebas nucleares. El diseñador de esta vestimenta afirmó cuando lo presentó que “iba a ser más explosivo que las bombas de BIKINI*. Enredar ideas

En realidad fueron más expectaculares las bombas de Hiroshima y Nagasaki* -6 y 9 de agosto de 1945-, lanzadas también por Estados Unidos, sólo 11 meses antes de la presentación de la prenda “explosiva”, sobre poblaciones civiles -“antes que como medida de persuasión en una zona deshabitada o escasamente habitada”*-; aunque ninguno de esos nombres es cool y quizás le traerían malos recuerdos a la Francia reunificada tras haber peleado en ambos bandos al mismo tiempo.

[La bahía de Tokio hubiera sido el lugar ideal para mostrar el poder de las bombas. Espacio amplio y abierto, la bahía está cerca de Tokio y de todos los líderes de Japón, incluido el emperador. Ofrecía un amplio abanico de lugares —ya fuera en el agua o en tierras deshabitadas— donde lanzar la bomba con un efecto totalmente impresionante.] magnet.xataka.com/


Atolón de Bikini | El paraíso en el que está prohibido vivir
Estudios recientes aseguran que sigue inhabitable por la radiación. Historia de una mentira que derivó en una catástrofe ambiental.

En febrero de 1946, el comodoro Ben H. Wyatt viajó al lugar y participó de una reunión con los 147 isleños. Ellos estaban confundidos. ¿Una bomba nuclear? ¿Qué sería? El militar les aseguró a los pobladores que esto era bueno “para la humanidad y para terminar con todas las guerras”. Y el rey local, Juda, después de algunas deliberaciones, respondió: “Nos iremos creyendo que todo está en las manos de Dios”.