Etiquetas

, , , , , , , , , , , ,

Long Island, Estados Unidos.-

Seis personas agredieron a Khaseem Morris, de dieciséis años.
Tras un largo forcejeo, el joven de dieciséis años acabó siendo apuñalado.
A víctima y agresores les rodeaban un enorme grupo de unas 60 o 70 personas, la mayoría de las cuales habían venido a ver la reyerta. No sólo no hicieron amago de frenarla, sino que decidieron sacar sus teléfonos móviles y grabar el sangriento momento.
El menor fue golpeado violentamente antes de recibir una puñalada en el pecho.
“Estaban ahí y no ayudaron a Khaseem. Grabaron su muerte en lugar de ayudarlo”, lamentó El teniente de policía Stephen Fitzpatrick.
Vídeo

lavanguardia.com/

Anuncios