Etiquetas

, ,

[Con más del 92% de los votos escrutados, la formación de centro-derecha Azul-Blanco (Kahol Lavan), de Gantz, habría obtenido 32 escaños, contra 31 del partido Likud (derecha) de Netanyahu, sobre un total de 120 que hay en la Knesset, el Parlamento israelí.
Ninguna de las dos formaciones, ni siquiera con el apoyo de sus aliados, logrará llegar a los 61 escaños, mayoría necesaria para gobernar.

Para formar gobierno, Netanyahu podría tender la mano a partidos ultranacionalistas, religiosos y a Lieberman (Partido Israel Beitenu, ultranacionalista, 9 escaños). Lieberman ha hecho campaña contra los religiosos ultraortodoxos, aliados del Likud, porque se opone a que Israel se convierta en un Estado religioso.

Lieberman (En 2002, defendió bombardear Teherán, y la presa egipcia de Aswan, y Beirut, y asesinar a Yasir Arafat y aplastar Cisjordania. Reclamaba “No dejar piedra sobre piedra… destruir todo”, incluidos objetivos civiles, como centros comerciales, bancos o gasolineras).*

(El General) Gantz propone a los israelíes mano dura para defender al país y una visión más liberal en temas sociales y religiosos. Podría negociar con la izquierda y el laborismo, minoritarios, con los partidos árabes y también con Lieberman.

la Lista Unida de partidos árabes sería la tercera fuerza más votada con 12 escaños.

Todo indica que el Likud y Azul-Blanco deben negociar entre ellos y con otras formaciones para formar un nuevo gobierno y evitar que se repita lo ocurrido en abril, cuando Netanyahu, encargado por el presidente israelí de construir una coalición, no logró los apoyos necesarios.

El Parlamento fue disuelto y se convocaron nuevas elecciones, aunque el resultado ha sido muy similar al de abril, salvo el fortalecimiento de los partidos árabes y de la formación Israel Beiteinu, del exministro de Defensa Avigdor Lieberman.

clarin.com/


Netanyahu perdió unos 300.000 votos en las últimas elecciones | Agencia Judía de Noticias