Etiquetas

, , , , , ,

Susan Sarandon en una protesta en Washington contra la política migratoria de Donald Trump (AP)

[Tan aguerrida como el personaje que encarnó en “Thelma y Louise”, la actriz rompe estereotipos y pelea por sus ideales. A los 73 años está muy lejos del retiro. (…) Intensa, brillante, pasional, libre, la Sarandon es modelo para toda una generación de mujeres que la admiran y la aman –esta cronista incluida-. (…)

Es la actriz que ignoró al director John Cassavetes cuando le aconsejó que dejara de tener hijos “para seguir siendo deseable”, es la que no duda en concienciar a la sociedad acerca de todo aquello que es injusto como la homofobia, la brutalidad policial, los derechos humanos, el medio ambiente, la guerra de Irak, el cáncer de mama, la pobreza infantil, la especulación inmobiliaria, la pena de muerte y el maltrato animal. Sus posturas la llevaron a ser considerada “la actriz más roja de Hollywood”. (…)

Su familia era muy católica y tradicional, pero desde adolescente ella mostró su personalidad. Solía escaparse de la escuela de monjas para participar de las marchas en contra de la guerra de Vietnam y a favor de los derechos civiles lo que provocaba el escándalo de las religiosas y de sus padres, convencidos militantes republicanos.
Al terminar el secundario se anotó en la universidad. La universidad era cara y para poder pagarla trabajó como moza, peluquera y limpió departamentos. (…)
El primer año de la década del 80 le traería su primera nominación al Oscar por su papel de Sally en la película Atlantic city. En 1983 filmó El ansia junto a David Bowie y Catherine Deneuve. Allí protagonizó una escena lésbica con la actriz francesa que causó tanto revuelo que tanto ella como su madre recibieron cartas amenazantes por “atentar contra la moral”. Años después recordaría pícara que para rodar la toma le sugirieron beber unas copas, pero se negó porque “no hace falta estar borracha para querer acostarse con la Deneuve”. (…)

En la gala del 93, en plena ceremonia se animó a pedir el cierre de un campamento para enfermos de sida en Guantánamo. Sus palabras duraron apenas 23 segundos pero la Academia se ofendió porque una cosa es lucir una cintita para las fotos y otra animarse a denunciar injusticias en vez de agradecer premios con una sonrisa. (…)

En 1984 viajó a Nicaragua para entregar leche y comida para bebés, pero como ese país estaba entre los “enemigos de los Estados Unidos” la actriz fue investigada por la CIA. (…)

Con solo escribir en un buscador de datos “Susan Sarandon solidaria” aparecerán decenas de causas donde la actriz se involucró con cuerpo y alma -literalmente- y no solo con su foto. (…)]

Seguir leyendo: infobae.com/

Anuncios